viernes, julio 14, 2006

HEREJIAS CRISTOLOGICAS




ERRORES EN APRECIAR LA DOCTRINA DE CRISTO.
Ya desde los días de los apóstoles y continuando hasta el tiempo presente, se han sostenido muchos errores acerca de nuestro Se?or. Estos errores pueden atribuirse a una de dos causas: primero, a la falta de hacer distinción clara entre sus dos naturalezas; y segundo, a la falta de mantener la unidad de su persona. Los siguientes son los errores principales al respecto:

Errores del primer siglo.
Ebionismo.
Se supone que el Ebionismo proviene de una palabra hebrea que significa pobre; este error terminó cerca del fin del primer siglo. Consistía en la negación de la naturaleza divina de Cristo. "Sostenía que nuestro Se?or era meramente un hombre, sea concebido de manera natural o sobrenatural. Este hombre, con todo, tenla una relación especial con Dios, ya que desde el tiempo de su bautismo reposaba sobre El una plenitud ?limitada del Espíritu Divino. El Ebionismo no era otra cosa que el judaísmo dentro de los confines de la iglesia cristiana, y su negación de la Deidad de Cristo era ocasionada por la incompatibilidad aparente de esta doctrina con el monoteísmo. (Strong)
Cerintianismo.
El Cerintianismo viene de Cerinto, un hereje que alcanzó bastante figuración en los días del apóstol Juan. Este- fue un brote del Ebionismo, y sostenía que no había ninguna unión real y esencial entre las dos naturalezas de Cristo antes de su bautismo. Este error fundaba la-Deidad de Cristo no sobre su nacimiento sobrenatural, sino sobre su bautismo e investidura del Espíritu.
Docetismo.
Docetismo proviene de una palabra griega que significa parecer o aparecer; este error abundó desde La primera parte del primer siglo hasta la última parte del segundo. Consistía en la negación de la humanidad de Cristo, y fue atacado por el apóstol Juan en su primera epístola: 4:1-3. Al negar la realidad del cuerpo de Cristo, -el Docetismo demostró su conexión con el Gnosticismo. "Esta teoría vino como consecuencia lógica de la asunción del mal inherente de la materia. Si la materia ps mala y Cristo era santo, entonces el cuerpo humano de Cristo no podría haber sido más que un fantasma. El Docetismo no era otra cosa que una filosofía puramente pagana introducida en la iglesia". (Strong).

Errores de les siglos cuarto y quinto
Arianismo.
Ario, un presbítero de la iglesia de Alejandría, de Egipto, en el siglo IV, negó la Deidad de Cristo y también su generación, eterna del Padre. Elarrianismo fue condenado en el Concilio de Nicea en el a?o 325 D. C.
NOTA:- Ario negó la integridad de la naturaleza divina de Cristo. El consideró el LOGOS, que se unió a la humanidad de Cristo, como el primero y más alto de los seres creados, pero sin alcanzar al nivel de la Deidad misma. Es decir, Jesucristo antes de su encarnación, era la más alta de Las criaturas de Dios, pero no Dios mismo. Esta teoría se originó de una mala interpretación de las narraciones de las Escrituras respecto al estado de humillación de Cristo; y de no comprender que la subordinación temporal de Cristo en sus oficios no significa una desigualdad original y permanente.

Apolinarianismo.
Apolinario, obispo de la iglesia de Laodicea, en el siglo IV, negó que la naturaleza humana de nuestro Se?or fuese completa en todas sus partes. Aceptando la división triple del hombre, a saber, el cuerpo (griego, soma), el alma (psuche), y espíritu (pneuma), Apolinario negó a Cristo un alma humana supliendo su lugar por el Logos divino. De este modo Jesús vino a ser humano sólo en dos partes. El motivo del buen obispo era digno, pero sus Procesos mentales eran equivocados y lo llevaron a un error muy grave. El consideraba el alma humana como el asiento del pecado; Cristo era sin pecado, por tanto, Cristo no podía haber poseído un alma humana. Esta teoría fue condenada por el Concilio de Constantinopla en el a?o 381
D. C.
Nestorianismo. Nestorio, obispo de la iglesia de Constantinopla en el siglo IV, negó la personalidad única de Cristo, por considerar que las dos naturalezas constituían dos personas distintas. Así l hizo de nuestro Se?or dos personas en vez de una. El motivo de Nestorio, como el de Apolinario era bueno, pero, como éste último cayó en un error muy serio. En efecto al combatir la herejía de Apolinario quien negaba la integridad de la humanidad de nuestro Se?or, Nestorio desarrolló la posición igualmente errónea, que las dos naturalezas de Cristo constituían personalidades separadas y distintas. Esta teoría fue condenada por el Concilio de Efeso en el a?o 431D. C.
Eutiquianismo. Eutiques, un abad de Constantinopla, en el siglo V, negó la integridad de la naturaleza de nuestro Se?or, haciendo una fusión de ellas, de modo que resultó una tercera naturaleza separada y diferente, tanto de la naturaleza humana como de- la divina. De las dos naturalezas de Cristo, Eutiques
construyó una tercera naturaleza. Esta herejía fue condenada en el Concilio de Calcedonia, en el a?o 451 D. C.
Monoteletismo.
En comparación con los otros, este fue un error de menor grado, pero al mismo tiempo serio. Alegaba que aunque Cristo posela dos naturalezas, sin embargo, tenía una sola voluntad (mono, uno; thelema, voluntad). En oposición a esta teoría, el VI Concilio Ecuménico de Constantinopla (681
D. C.) adoptó la doctrina de dos voluntades de Cristo (duo dos; y thelema) como la doctrina ortodoxa.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home